Saltar al contenido

Las enfermeras navarras devuelven los aplausos en un emotivo homenaje a las personas fallecidas por COVID-19

las-enfermeras-navarras-devuelven-los-aplausos-en-un-emotivo-homenaje-a-las-personas-fallecidas-por-covid-19


Tres familiares de fallecidos han plantado un cerezo frente a la sede colegial en rememoración de las víctimas del coronavirus en Navarra.El Colegio ha impreso en su figura los nombres de 513 voluntarios, empresas e instituciones que se sumaron a los proyectos para dotar a los profesionales sanitarios de batas, pantallas de protección facial, salvaorejas y dispositivos “non-touch”


Pamplona-Iruña, 30 de junio de 2020

Las enfermeras navarras, a través de su colegio profesional, han rendido hoy homenaje a las personas fallecidas por COVID-19 con la plantación de un cerezo en su rememoración frente a la sede colegial de Pamplona. En el mismo acto, el Colegio de Botiquín de Navarra ha transmitido su agradecimiento a las personas, empresas e instituciones que colaboraron en las distintas iniciativas solidarias que puso en marcha para dotar de nociones de protección a los profesionales sanitarios durante la pandemia.

Bajo el marca “100 días posteriormente”, tiempo que ha transcurrido desde que el Colegio de Botiquín hizo el primer convocatoria pidiendo la colaboración de la sociedad, el acto -interrumpido momentáneamente por la lluvia- ha reunido a un centenar de invitados en la plaza situada entre la avenida de Pio XII y la calle Pintor Maeztu, en la que se ubica la sede colegial. Unido a los asistentes -representantes de los voluntarios, empresas e instituciones que colaboraron con el Colegio-, la celebración ha contado con la presencia del corregidor de Pamplona, Enrique Maya, y de la presidenta del Colegio, Arantxa Osinaga.

RECUERDO A LOS FALLECIDOS

El acto se ha iniciado con la plantación simbólica de un cerezo frente a la sede colegial por parte de tres familiares de personas fallecidas por COVID-19 en Navarra: María Lavilla, Mikel Mendinueta y Amaia Zaratiegui. Se ha favorito este árbol por su piropo efímera, que se asocia con la fragilidad y transitoriedad de la vida, encima de que florece al inicio de la primavera, cuando la pandemia irrumpió en nuestro país. Unido al árbol se ha instalado una placa con la lema “En rememoración de las personas fallecidas durante la pandemia de la COVID-19 / COVID-19aren pandemiak eragindako hildakoen oroimenez”.

Luego, se han proyectado sendos vídeos que síntesis las iniciativas promovidas por el Colegio de Botiquín para la confección de batas de aislamiento y la fabricación de pantallas de protección facial para profesionales sanitarios. Como se recordará, gracias al trabajo voluntario y a las aportaciones económicas, se distribuyeron 14.000 batas y 23.000 pantallas, encima de 150.000 dispositivos “non-touch” y 12.000 salvaorejas.

A continuación, se ha descubierto un lista de nombres, 513 en total, impreso en vinilo en una de las fachadas de cristal del Colegio, en agradecimiento a las personas, instituciones y empresas que colaboraron desinteresadamente en las iniciativas solidarias del entraña colegial.

AGRADECIMIENTO POR LA COLABORACIÓN 

En su intervención, Arantxa Osinaga, presidenta del Colegio, ha agradecido el trabajo de los grupos de costureras “de Tudela, de Bera, de Sakana, de Sangüesa, de Pamplona, de Mutilva, de las distintas órdenes religiosas, y, por supuesto, al equipo de Refena”. Todavía ha tenido palabras de examen “a los makers por inventar las diademas para los protectores faciales con sus impresoras 3D y a los voluntarios que las montaron, al igual que a “SAR Navarra y a Protección Civil Tudela por desinfectar los distintos nociones de protección y coordinar su reparto entre los sanitarios”. 

Arantxa Osinaga ha recordado y agradecido asimismo la ayuda de la “Policía Municipal de Pamplona, Policía Foral, Bomberos, Pelotón Civil, Policía Recinto de Tudela, Cruz Roja y DYA por juntar material y distribuir los equipos de protección por todos los rincones de Navarra cuando la movilidad estaba limitada” y la de “empresas como 3Dbide, Kol o Smurfit Kappa, entre muchas otras, que habéis estado a nuestro flanco en estos momentos con vuestras donaciones y ayudas técnicas”. Por posterior, ha agradecido al “más de medio millar de particulares e instituciones que nos habéis apoyado con vuestra participación económica”, en remisión a la recogida de fondos promovida por el Colegio que recaudó más de 25.000 € en poco más de 24 horas, destinados a la fabricación de los distintos nociones necesarios para hacer frente a la COVID-19.

Por su parte, Enrique Maya, corregidor de Pamplona, quien estuvo ingresado a causa de este coronavirus, ha afirmado acontecer percibido como paciente “la profesionalidad, la humanidad y el cariño que transmite el personal váter”.

“DEVOLUCIÓN DE APLAUSOS” A LA SOCIEDAD

El acto ha concluido con una “devolución de aplausos” de los profesionales sanitarios a la sociedad, que ha comenzado a las 20 horas, en el mismo momento que los vecinos salían a aplaudir a ventanas y balcones durante los peores momentos de la pandemia. En esta ocasión, los aplausos dirigidos a los vecinos de la plaza los han iniciado una treintena de enfermeras uniformadas, en representación de toda la profesión en la Comunidad Foral, procedentes del Enrevesado Hospitalario de Navarra, Clínica Universidad de Navarra, Hospital San Juan de Altísimo, Clínica San Miguel, Servicios de Urgencias Extrahospitalarias, Clínica Psiquiátrica Padre Menni, Residencia La Vaguada y Residencia Amavir Mutilva. 



La entrada Las enfermeras navarras devuelven los aplausos en un emotivo homenaje a las personas fallecidas por COVID-19 aparece primero en .